%AM, %26 %041 %2013 %00:%Abr

“Permiten Estados de Conocimiento que Chihuahua cuente con Agenda de Investigación”

Rate this item
(0 votes)
      “La elaboración de los Estados de Conocimiento de la Investigación Educativa en Chihuahua trajo como productos una colección de 10 libros, un catalogo de investigación educativa, una página web, una base de datos y una agenda estatal de investigación educativa que se convirtió en el detonante para romper el aislamiento entre la comunidad de investigadores educativos de Chihuahua”, fue lo que expresó la maestra Rosa María Montoya Chávez el pasado viernes en la presentación de 4 números de dicha colección en el auditorio de la UPN.
    La Directora de Desarrollo Educativo de la Secretaria de Educación Cultura y Deporte de Gobierno del Estado (SECyD) mencionó además que otro de los aportes más significativos de ese trabajo fue el aglutinamiento de las y los investigadores en la Red de Investigadores Educativos Chihuahua (REDIECH) que ha tenido y tiene una participación muy importante ante el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE).
    La maestra Montoya Chávez hizo también una reseña de las diferentes etapas por las que atravesó el proyecto de los Estados de Conocimiento desde su gestación hasta la presentación de los primeros productos, misma que se resume a continuación:

En un primer momento en maestro Guillermo Hernández Orozco, Coordinador de Posgrado de la Universidad Pedagógica Nacional, solicita información sobre la Agenda Estatal de Investigación de la Secretaria de Educación, a la entonces jefa del Departamento, Rosa María Montoya Chávez; quien se percata de que ésta no existía, siendo una de las funciones sustantivas de este departamento.

Ya había algunos antecedentes sobre diagnósticos que plantearon en los encuentros de investigación educativa en Chihuahua y Juárez, mismos que coincidieron en la necesidad de tener un referente de la investigación que se estaba produciendo en Chihuahua, como una mirada obligada hacia el tipo de investigación que estábamos necesitando.

Se realizó una visitar a la Red de Investigadores de Sonora, en donde el maestro Ramos Salas estaba impulsando el trabajo y estaba elaborando un catalogo de investigación educativa. Posteriormente la maestra Adelina Arredondo comento que ya había un trabajo y que no se comenzaba de cero, pues ya existía un antecedente, al que no se tuvo acceso. Posteriormente un grupo de estudiantes que estaba cursando estudios de doctorado en Tijuana, habían incorporado un trabajo con 11 coordinadores interinstitucionalmente entre los posgrados y licenciaturas de la entidad, con un proyecto que registraron ante Fondos Mixtos de CONACYT, el cual no fue apoyado.

La entonces Secretaria de Educación y Cultura (SEC), Guadalupe Chacón Monarrez aceptó que el proyecto se realizara desde la secretaria y se hizo una convocatoria a todas las instituciones que estuvieran interesadas en el proyecto, en noviembre de 2006. Inicialmente se reunieron 38 instituciones, luego quedó con 32 y finalmente se concluye con 25; las cuales se sumaron a la tarea de diferentes maneras: atendiendo a las convocatorias o dándole tiempo a los investigadores para que se sumaran a la actividad.

En noviembre de 2006 se hizo la presentación a nivel estatal de la comunidad de investigadores, teniendo la asistencia de la Dra. Patricia Ducoing Watty, del COMIE y se generó una presentación especifica y la invitación para conformar los grupos de trabajo. En ese momento se había logrado reunir a más de 100 personas. Luego se conformaron los grupos que enfrentaron retos para la permanencia, debido a las actividades y los compromisos que significaba. Finalmente llegaron a la meta 35 investigadores de distintas instituciones.

El balance hasta ese momento de la investigación educativa fue que se realizaba de manera aislada en el caso de los investigadores y de manera endogámica en el caso de las instituciones. Cada quien hacia su tarea y le platicaba a quien más confianza le tenía y lo promocionaba en el pequeño campo en el que se desenvolvía. No había un espacio de debate.

Una vez conformado el grupo de trabajo, Rolando Emilio Maggi Yáñez y la Dra. Ducoing, que habían participado dirigiendo Estados de Conocimiento, se convirtieron en padrinos y asesores de los Estados de Conocimiento en Chihuahua.

El proyecto no fue una ocurrencia, sino la recuperación de un sentir de la comunidad de investigadores educativos y del trabajo de gente que había estado abonándole a esta idea; además de la voluntad política de la Secretaria de Educación en turno.

En ese contexto, se logró la inscripción al programa de Fondos Mixtos de CONACYT en la convocatoria 2006-1 que obtiene un apoyo de 400 mil pesos para el trabajo. Había una amplia aceptación, financiamiento, interés de los investigadores y disposición de las instituciones con un propósito especifico que se aceptó de manera colectiva, con una relación de trabajo horizontal en donde el departamento de investigación llevaba la propuesta y se presentaba al grupo. Fue decisiva la asesoría de los integrantes del COMIE.

Entre las dificultades encontradas en el desarrollo del trabajo estuvieron la conformación, permanencia y agenda de los investigadores que hacían muy difícil la coincidencia; tendiendo que trabajar en sábados, días festivos y vacaciones; además de cómo construir las ideas para el desarrollo del trabajo.

En junio de 2007 hubo varios talleres sobre currículo, investigación de la investigación, y sujetos y proceso de formación; mientras que en abril de 2008 se ofreció otro mas que fue crucial para la estructuración del proyecto pues permitió el diseño de categorías y un plan general de redacción que trajo como resultado que para agosto y septiembre de 2008 ya se estuvieran revisando 8 trabajos.

En octubre 27 y 28 de 2008 se presentó la redacción de los 10 Estados de Conocimiento y se acuerda la conformación de un mecanismo para darle continuidad al proyecto de las y los investigadores; de donde surge la Red de Investigadores Educativos Chihuahua.

En la revisión final de los Estados de Conocimiento se sumaron las miradas externas de Marta López y Korina Schmelkes que estaban teniendo contacto a través de la Red Mexicana de Investigación de la Investigación Educativa (REDMIIE) que permitió que el grupo definiera una mirada teórica para su análisis, hizo una valoración de los trabajos y definió lo que sería una agenda de investigación en el campo.

Los productos de este trabajo fueron la colección de los 10 libros, un catalogo de la investigación educativa en el estado, una página web, una base de datos y una agenda estatal de investigación educativa, con lo que se obtuvo la participación en el X Congreso Nacional de investigación Educativa del COMIE en donde se presentaron el 40 % de los productos. Además se elaboraron 7 tesis de posgrado y artículos para revistas.

Adicionalmente, el trabajo permitió la incorporación de compañeros en el COMIE, lo que ha redituado en beneficios importantes. Posteriormente, ya como logro de la REDIECH, se establece la reunión de la REDMIIE en Chihuahua y los compañeros investigadores han impartido conferencias y talleres en estados que están elaborando los Estados de Conocimiento. Algunos miembros de la red están coordinando el trabajo de elaboración de los estados del conocimiento 2002-2012 que elabora el COMIE.

“CREEMOS QUE DE ALGUNA MANERA EL AISLAMIENTO SE HA ROTO”

Nota elaborada a partir de los comentarios de la Maestra Rosa María Montoya Chávez, Directora de Desarrollo Educativo de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte de Gobierno del Estado de Chihuahua. 28 de Octubre de 2011.

Fecha de publicación:2011-11-04

Read 864 times Last modified on %AM, %10 %133 %2013 %02:%May